Archived entries for maldad

poder

(escuchando BB King, one kind favor)

esa vez, en la comida que cada cuatro años organizaban los jóvenes empresarios de la isla con los candidatos a la presidencia del gobierno de la comunidad, había un elemento discordante: un jefe de prensa al que habían contratado pensando en que su pasado periodístico les alzaría a las cotas más altas de gloria mediática. se equivocaban. durante los almuerzos con representates de partidos que aún no habían tenido su cota de poder, no ocurrió nada nuevo. muchas propuestas, preguntas sobre las ayudas a los aspirantes a millonarios, y un clima cordial y distendido, en el que incluso se atrevían a bromear sobre los contrincantes. con el otro, la cosa fue muy distinta. nadie se quejaba, nadie le preguntaba, nadie le respondía, sólo asentían. sí, senyor president. jajaja, senyor president. vol que li llepi, senyor president? prevaricam un poc, senyor president? era algo escandaloso, pensó el jefe de prensa. incluso se le trataba de presidente cuando faltaban meses para las elecciones. echémosle algo de sal en la herida, a ver qué pasa. señor, señor, le puedo hacer una pregunta? sí, claro, contestó sonriente el candidato. pero la pregunta no le gustó. nada. por respuesta, sólo un silencio sepulcral. quién es este?, inquirió el político al presidente de los empresarios. nuestro jefe de prensa, contestó el señor del puro, orinándose en los pantalones. es nuevo, añadió a modo de disculpa. la pregunta quedó sin respuesta y la comida continuó sin más incidentes. una semana más tarde, el jefe de prensa era despedido con un único argumento. hemos pensado que tu figura ya no es necesaria en la asociación. a eso le llamo yo poder, pensó en su momento. ayer, al escuchar las pruebas del fiscal que no ve la televisión, al ex-president se le abrieron mucho los ojos y tragó saliva. robar por alarde, es lo que tiene, que te deja con las pruebas colgadas de la pared.

que el Matas roba… viva Muddy Waters! que Berlusconi es el primer ministro de Italia? pues que viva Piazzola! que Alemania pide que Grecia venda islas del Egeo para reducir su déficit público? pues que la chupen, que la sigan chupando, que dijo Maradona. Moi, brillante, como siempre.

indiferencia

(escuchando Ben Harper and the relentless7, white lies for dark times)

dice V que esta isla es como Sicilia, pero sin asesinatos para conseguir poder. no, aquí se coloca a los amigos y se les reparte una porción del pastel a cambio. y el resto, calladitos, que estamos mucho más guapos. de otra forma, no se entiende. se pueden estafar cincuenta millones de euros (más de ocho mil cuatrocientos millones de pesetas, que dicho en euros es una maldita minucia) de las arcas públicas y que nadie se dé cuenta, excepto los que reciben su parte? puede uno ganar cinco millones de euros (más de ochocientos cuarenta millones de pesetas, si usamos el mismo cambio) sin justificar a nadie de dónde los ha sacado y gastarlos impunemente, haciendo aspavientos para fardar de quince televisores? puede uno marcharse de rositas a los Estados Unidos a hacer continuar con su multimillonaria estafa en otros lares y otros idiomas? se puede, se puede. si uno se llama como cualquiera de nosotros y tiene un trabajo como el de cualquiera de nosotros, es altamente improbable. pero si uno es el presidente de una comunidad autónoma que ha vendido su alma a los hoteleros, sus tierras a los teutones, sus bosques a los contratistas de carreteras, su idioma al mejor postor, sus pueblos a los religiosos del cemento, y sus raíces al que me llene antes la caja, la dificultad es nula. no ha tenido que hacer nada más que hacerlo. nadie protesta, nadie sale a la calle, nadie grita, nadie discute. es mucho más importante el capítulo de la semana pasada de Perdidos. por cierto, alguien lo vio? qué bueno, no?

por suerte, todavía hay fiscales que no tienen televisión.

ya que exiges justicia, ten por seguro que hoy aquí tendrás más de la que deseas. Joseph Fiennes, el mercader de Venecia.

ella

(escuchando Miles Davis, kind of blue)

al oír la fianza que le interpuso el juez, la presidenta se echó a llorar. ella, que jamás había hecho nada para enriquecerse, era acusada de robar y de estafar a todos aquellos que le habían dado su confianza otorgándole el puesto en el que se encontraba. ella, que nunca se había puesto en la boca malas palabras ni insultos gratuitos o pagados en contra de nadie, era señalada por los suyos como número uno de una trama en la que parecía que todos sus actos estaban perdidos.ella, que practicaba la austeridad como forma de vida y que nunca había hecho gala de la prepotencia que, decían, era una de sus principales características. ella, que amaba a sus conciudadanos y lo había demostrado lanzándoles besos gratis, incluso en los momentos más difíciles. ella, que estaba en el lugar que le correspondía por votación popular, porque el pueblo le había otorgado su confianza, y lo habían hecho porque creían en su programa, en su forma de entender la vida en aquella isla. ella, que siempre había mantenido su ideología y cumplido sus promesas. ella, que jamás se había dado por vencida a la hora de liderar un proyecto de futuro sostenible sin ataduras de ningún tipo. ella, la presidenta, se desmoronó cuando se dio cuenta de que esta vez sí, ahora iba en serio y necesitaría todas sus armas para poder salir de aquel embrollo. en caso de que lo consiguiera.

no todos los blancos son malos, pero ninguno sabe bailar. Denzel Washington, Huracán Carter.

poder

(escuchando Keb ‘Mo, keep it simple)

el barrio estaba dividido en pandillas. básicamente, había dos grandes grupos en los que se concentraban casi todos los chicos y chicas, y que estaban enfrentados continuamente, y luego pequeñas asociaciones de pocos miembros, que compartían la filosofía de uno o de otro de los grandes, pero con matices insalvables. todas las pandillas tenían una especie de decálogo, una lista de principios en los que basaban sus acciones. realmente, la lista no era lo importante, ya que los principios variaban en función de la aceptación que tuvieran entre sus miembros y de los problemas que les causaban cuando intentaban ponerlos en práctica en el barrio. lo verdaderamente importante era lo que iba por debajo, las relaciones entre sus miembros y, sobre todo, con los amigos de los miembros. ahí es donde estaba el meollo de la cuestión. porque si una de las dos grandes pandillas conseguía el apoyo de una de las pequeñas, podía conseguir la mayoría suficiente como para ejecutar medidas de fuerza e imponer su propia ley en el barrio. y las pequeñas oscilaban entre sentir simpatía por una u otra, en función de lo que se le prometiera. podía ser el control de las plazas, de los columpios, de los bancos en los que sentarse a beber, cualquier cosa que significara poder. evidentemente, los jefes de las pandillas eran los que se enfrentaban con más asiduidad, protagonizando los más disparatados discursos de insultos que se recuerdan. pero el problema aparecía cuando los que no eran jefes tenían aspiraciones de serlo. porque sus métodos no eran siempre ortodoxos. se sobornaban a los organizadores de las fiestas de verano para que contrataran a este o aquel grupo de música, a los jueces de los concursos de belleza, a los policías para que hicieran la vista gorda a ciertas gamberradas, a los vigilantes de los supermercados… hasta que algún padre descubría los chanchullos. entonces nadie era amigo de nadie. y el declarado culpable, normalmente un cabeza de turco, se pasaba meses castigado, sin salir. era una época en la que o atacabas o te defendías. si el barrio conseguía mejorar o no, daba un poco igual. bueno, más o menos como ahora.

no subestimes el poder del lado oscuro. David Prowse, el imperio contraataca.

ratas

(escuchando Kylie Auldist, made of stone. get the funk)

coronel Hans Landa: la característica que hace que sea tan efectivo en la caza de judíos, en oposición a otros soldados alemanes, es que puedo pensar como un judío; mientras ellos sólo pueden pensar como alemanes, o más precisamente como un soldado alemán. ahora, si uno tuviera que determinar un atributo que los alemanes comparten con un animal, sería el ingenioso y depredador instinto de un halcón. pero si uno tuviera que determinar un atributo que los judíos comparten con un animal, sería el de una rata. considere por un momento que vivimos en un mundo de ratas. sería un mundo hostil de hecho. si una rata fuera a pasar por su puerta ahora mismo, no la trataría con hostilidad?
Perrier LaPadite: probablemente sí.
coronel Hans Landa: eso pensaba. en realidad, no sabe porqué, pero no le gustan. todo lo que sabe de ellas es que son repulsivas. en consecuencia, la conducta normal de un soldado alemán es buscar en una casa sospechosa de esconder judíos. dónde busca un halcón? buscará en el cobertizo, en el desván, en el tejado, en cualquier lugar en el que él se escondería. pero hay muchos lugares en los que a un halcón no se le ocurriría esconderse. y la razón por la que el führer me llamó desde mis Alpes austríacos para traerme a la campiña francesa es porque se me ocurriría a mí. porque soy capaz de entender la capacidad que tiene el ser humano de abandonar su dignidad.

Christopher Waltz & Denis Menochet, malditos bastardos.

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en Internet”

(escuchando Tom Waits, real gone)

hay cosas por las que es necesario movilizarse.

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

para que conste, su señoría, donde tenga que constar.

previa

(escuchando the action design, never say)

me gustan los meses de frío. el otoño aparece con ganas de pelearse con el maldito calor pegajoso y, una vez ha ganado, toma lentamente posiciones para congelar las mañanas y las noches y acurrucarse en los salones propios, en los de otros, y en locales comerciales de ambiente cargado. me gustan los meses de frío. pero últimamente se producen dos circunstancias que no me dejan disfrutar de ese frío. la primera es lo duro que lucha el calor por mantener sus posiciones. hasta diciembre no podremos enfundarnos el abrigo o la nueva sudadera de tu grupo favorito, que descansa en el armario, mezclada con las camisetas de verano, en completa contradicción. y la segunda es que diciembre ha dejado de existir como mes de treinta y un días que disfrutar. Navidad y todo lo que ello implica de adornos, villancicos, luces, gastos, fastos, fiestas y otras zarandajas de dramático gusto, lo devora todo, incluido su propio espíritu, en el dudoso caso de que nos pongamos sentimentales. la entrada tardía del frío es la previa a la Navidad, año nuevo y Reyes. falta un mes, joder. tomémonos las cosas con calma. desde hace varias semanas ya podemos comprar turrón, en Ikea ya venden adornos y en la plaza España ya han montado el mercadillo de señores africanos que exponen baneras de Bob Marley y máscaras batusi por igual. los treinta y un días del último mes del año, la última oportunidad de vivir lo que tengas que vivir en dos mil nueve, si es que has tenido que vivir algo en concreto, ha quedado sepultada bajo montones de papel regalo y compras a millones, que hay que revitalizar la economía. la economía de quién? porque la mía no es. la mía se va desinflando y a medida que pasan los días y luego llegan las rebajas, que hay que aprovecharlas, claro. un mes lo pagas todo a precio de oro y al mes siguiente lo pagas a precio de oro con descuento. así que lo pagas tres veces. dos por el precio del oro y una por el precio del oro con descuento. mientras tanto, diciembre ha sido fagocitado y el otoño dejado de existir en el calendario. nadie los usa para nada. por todos los dioses, qué nos está pasando?

soy el sentimiento de rechazo de Jack. Edward Norton, el club de la lucha.

actitud

(escuchando the jam, snap)

se despertó de mala hostia. era así y punto. no iba a tener en cuenta los sentimientos de nadie y se iba a pasar la educación por dónde la espalda pierde su casto nombre. entró en la oficina como un huracán. gruñó desde la puerta y se fue a su sitio. alguien le contestó con un buenos días. no dijo nada. estaba dispuesto a que nadie le jodiera el día, y a que todo el mundo se diera cuenta de que no estaba para bromas. repartió desprecios e insultos a diestro y siniestro. se descargó especialmente con algunas personas que por norma le ponían nervioso o que suponían una amenaza para su ego. nadie pisoteaba su ego, nadie despreciaba sus ideas, nadie le decía lo que tenía y lo que no tenía que hacer. nadie. a medida que iba pasando la mañana, se sentía mejor. fantásticamente mejor. su odio se multiplicaba a la vez que ejercía un extraño poder sobre sus palabras. pero debía mantener el rostro imperturbable. no podía sonreír, ni demostrar que estaba disfrutando de lo lindo. cretino, torpe, desgraciado, imbécil. los había usado casi todos. hasta que se topó con uno de frente. la indiferencia.

como la mayoría de los intelectuales, es enormemente estúpido. John Malcovich, las amistades peligrosas.

persecución

(escuchando Imelda May, love tatoo. larga vida al rockabilly)

– que no, oiga, que nosotros somos todos inocentes, que son ustedes los que nos están persiguiendo.
– ya, pero es que les estamos persiguiendo porque son ustedes culpables.
– eso es completamente falso, insultante e indigno de un gobierno democrático.
– no me vengan ustedes con democracia, que no saben lo que es. además, si tienen pruebas de que les perseguimos, por qué no las presentan?
– porque son ustedes muy buenos haciéndolo y es muy difícil conseguir las pruebas esas. y ustedes, por qué no presentan las pruebas de que somos culpables?
– coño, porque no hay manera de pillarles con las manos en la masa. y, cuando lo hacemos, se las arreglan para que las acusaciones sean improcedentes, que no ilegales, se lo recuerdo.
– y eso cómo lo sabe usted?
– eso lo sabe todo el país.
– y tiene pruebas? de que lo sabe todo el país, quiero decir.
– no, claro, pero se palpa en la calle. se ve, se nota.
– como se nota que nos persiguen. si no, por qué nos tienen que poner esposas ante los medios cuando nos sacan del furgón policial?
– porque son ustedes unos delincuentes.
– pero esas no son formas, hombre.
– tiene razón, ahí le doy la razón. alguien se pasó un poco. pero que conste que nosotros pedimos que no se les pusieran.
– entonces habrá que investigar quién ha sido el que se ha saltado la orden.
– claro, claro. creemos una comisión de investigación.
– completamente de acuerdo. lo ponemos por escrito?
– por supuesto. si no lo ponemos por escrito, no tendremos fotos.
– ni fondos, que son casi más importantes.
– bueno, sin fotos no hay fondos.
– toda la razón. hay que tener fondos y fotos.
– y cuántos asesores le parece a usted que podemos poner?
– a ver… cuántos somos. uno, dos… siete y ocho. hagamos números redondos. yo creo que una docena está bien, no?
– me parece un buen número, así todos podrán elegir a uno y así no nos peleamos.
– y un presidente y dos vicepresidentes. y un par de secretarios.
– ponemos vocales?
– no, tampoco hace falta que nos pasemos, que sólo era para lo de las esposas. además, tampoco hay tantos fondos.
– tiene usted razón. es que la costumbre… ya se sabe. oye, y de lo la persecución?
– bueno, un clavo tapa otro clavo, no?
– claro, claro.

no subestimes nunca el poder de la negación. Kevin Sapcey, american beauty.

miedo

(escuchando el traqueteo de los dedos sobre el teclado)

la primera noticia te pilla comiendo. el grano de arroz se te queda en la garganta y no sabes muy bien cómo reaccionar. esta vez ha sido en casa. en tu casa. en la de tantos otros que sienten esta isla llamada roqueta como parte de su territorio emocional. esta vez ha sido frente al local en el que viste al bueno de Riki López y su buenrollitina. esta vez ha destrozado la vida de dos jóvenes que acababan de aterrizar en su trabajo, uno de ellos motero, como tú. esta vez has visto como los cuerpos carbonizados salían desprendidos del coche y uno de ellos terminaba en las ramas de uno de esos pinos que forman parte de un paisaje del que sólo se podía desprender la paz del mar que lo rodea. esta vez ha destruido dos familias sólo porque sus hijos formaban parte de la Guardia Civil, sólo porque fueron felices al encontrar un destino como el de este lugar de calma que vive de sus visitas y que las agradece tanto. esta vez no sabes muy bien qué decir ni qué pensar. y quieres que termine todo pronto, que pasen los días y que la rutina venza a la tristeza y la rabia. los mallorquines somos así, lo interiorizamos todo y vivimos con ello casi sin inmutarnos. ahí radica el éxito del Mediterráneo. pero no. no termina. y cae el techo del restaurante italiano en el que celebraste el cumpleaños de tu mujer. aquel en el que disfrutaste de comer y te reíste mucho con los camareros. aquel que te pareció que era un lugar al que podrías volver, justo a siete manzanas de tu antigua casa, en tu antiguo barrio. un barrio que echas de menos y al que acudes de vez en cuando a tomarte una cerveza. y el bar en el que estuviste sentado hace pocas semanas con tu mujer y tu hijo también ha formado parte del plan del miedo. entonces tiemblas pensando que es mejor si hoy no sales de casa, y te quedas con los ojos clavados en el televisor, con tu hijo sobre las rodillas sonriendo, ajeno a toda la mierda que puede llegar a acumular un corazón, porque cabeza y alma son ajenos a todo esto. porque dicen que están en guerra y que tienen que seguir luchando contra los opresores. pero dos jóvenes recién salidos de la academia no son opresores, ni los dependientes de las galerías comerciales donde explota una tercera bomba. unas galerías en las que tú te comprabas los discos de vinilo. unas galerías que están encima de la heladería de Jaume y Dori, una de las mejores de la ciudad con dos de las mejores personas que conozco. y entonces piensas en todo el daño que podían haber hecho. y sientes miedo. y eso es algo que no habías sentido hacía mucho tiempo. pero te repones y sabes que el tiempo y la rutina lo cicatriza todo. aunque, bajo la piel, siga latiendo.



Copyright © 2004–2009. All rights reserved.

rss. fet amb wordpress sobre el tema modern clix, un disseny de Rodrigo Galindez. cuinat a foc lent per useixantaquatre.com