Archived entries for genio

mitad

(escuchando Cliff Martinez, bso drive)

las reflexiones son del genial Jesús Terrés, como respuesta a una pregunta de su magnífico consultorio sentimental (una de las ínfimas gozadas de nadaimporta. las copio y las pego, con mayúsculas y todo, que el estilo de cada uno es estilo de cada uno.

Me aburre mucho el cuento de la media naranja. Para qué demonios querría nadie medio de nada? me aburren los San Valentines y la celebración de la dependencia envuelta en una cajita color azul turquesa. Me aburre -y no me creo- ese amor importante -un tema serio- y definitivo. Me aburre muchísimo esa idea de final del camino -¿no debería ser el principio?- y me encabrono sin medida con todos los paletos que dan el pésame a un recién casado. Ya te llegó la hora, le dicen. Sí, acepta él. Ya to-ca-ba.

Lucía (pongamos que se llama Lucía) no busques más medias naranjas. Son un coñazo. Siempre querrán -necesitarán- algo de su ‘otra mitad’ (qué mal suena, por Dios). Su vida está incompleta, ya sabes.

Busca naranjas enteras. Un tío -apunta esto- que no te necesite. Que tan sólo te desee, te admire y te respete. Alguien para quien no seas el final-de-la-juerga sino el comienzo-de-la-aventura.

pues eso. cuánta razón en tan poco espacio.

nueve y tres

(escuchando dinosaur jr, i bet on the sky)

la chica que se encarga de la agenda en el programa matutino habla de una exposición de fotografía que se inaugura esta misma tarde. no está mal para un lunes, verdad?, le pregunta al presentador y a la audiencia de la que parece haberse olvidado. la verdad es que no, afirma él. le guiña un ojo. al otro lado del mar, el conductor que escucha el programa olvida su destino cuando, sorprendido, se da cuenta de que esa imagen le ha llegado perfectamente nítida a través del dial. pero, además, como es lunes, añade el presentador, vamos a enviarle a nuestros oyentes una dosis extra de vitaminas. él, más experimentado, no se ha olvidado de que hay gente al otro lado y sabe que a ella no le molestará que comparta con todos ellos su estado de ánimo. porque, sabes? tú y yo podríamos ser héroes (silencio), aunque sólo fuera por un día. su mirada entra por el micrófono, recorre el cable que la lleva a la mesa de edición y, de ahí, a la llamada nevera en la que está el servidor que la regalará a los todos los que tengan la emisora sintonizada. la chica que se encarga de la agenda le aguanta la mirada y sonríe, cómplice, algo ruborizada. y tú más, responde en un alarde de ímpetu adolescente casi olvidado. el técnico de sonido, viejo y sabio, le pone la guinda y la banda sonora. el eterno rif de guitarra de los Heroes de Bowie recorre la espina dorsal de los que ya no pueden ni quieren decir nada más en abierto hasta dentro de casi cuatro minutos, cuando vuelvan a subirles el volumen del micro. mientras tanto, en el coche, esas mismas notas escalan la piel de las piernas hacia las caderas, la espalda, los oídos y los ojos del que conduce algo menos pendiente del tráfico y la hora, porque, hasta ya no importa tanto si va un poco justo de tiempo. no, no está nada mal para un lunes.

we can be heroes
just for one day
we can be us
just for one day

David Bowie, heroes.

américa

(escuchando una tormenta tras los cristales)

hoy no es viernes, pero un temporal de viento y agua, una noche de cervezas y brindis y cine, una mañana de edredón sin más despertador que los ojos abiertos y el olor del café con leche, y un puente y tres sonrisas, hace que lo parezca. así que ahí vamos. seguimos con nuestra actual obsesión. esto es sólo el prólogo, así que no hay tripas abiertas.

presentador: por qué América es…?
Will McAvoy: no es el mejor país del mundo, profesor. esa es mi respuesta.
presentador: está usted diciendo que…
Will McAvoy: sí.
presentador: hablemos ahora de…
Will McAvoy: bien. Sharon, la dotación para artes no cuenta. sí, nos hace perder un penique de nuestro sueldo, pero él te ataca con eso siempre que quiere. no cuesta dinero, cuesta votos. cuesta horas de programación y ríos de tinta. sabes por qué a la gente no le gustan los liberales? porque pierden. si los liberales son tan jodidamente listos, por qué pierden siempre? y, en serio le vas a decir a los estudiantes que América es tan asombrosa con sus barras y estrellas que somos los únicos del mundo que tenemos libertad? Canadá tiene libertad. Japón tiene libertad. el Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, España, Australia. Bélgica tiene libertad. de doscientos siete estados sobreanos en el mundo, unos ciento ochenta tienen libertad.
presentado: de acuerdo…
Will McAvoy: y sí, tú, la chica de la hermandad. por si acaso un día accidentalmente te pasas por una cabina de votación, hay algunas cosas que deberías saber, y una de ellas es que no hay ninguna prueba que apoye la afirmación de que somos el mejor país del mundo. somos séptimos en alfabetización, vigesimoséptimos en matemáticas, vigesimosegundos en ciencia, el cuarenta y nueve en esperanza de vida, el ciento setenta y ocho en mortalidad infantil, terceros en ingresos familiares medios, cuartos en mano de obra y cuartos en exportaciones. sólo lideramos el mundo en tres categorías: número de ciudadanos encarcelados per capita, número de adultos que creen que los ángeles existen, y gastos en defensa, donde gastamos más que los siguientes veintiséis países juntos, veinticinco de los cuales son aliados. nada de esto es culpa de una estudiante universitaria de veinte años, pero tú, sin embargo, eres, sin ninguna duda, un miembro de la peor generación de la historia. por eso cuando preguntas qué nos hace el mejor país del mundo, no sé de qué coño estás hablando. de Yosemite? claro que solíamos serlo. defendíamos lo que estaba bien. luchábamos por razones éticas. aprobábamos y derogábamos leyes por razones éticas. hacíamos la guerra contra la pobreza, no contra gente pobre. nos sacrificábamos. nos preocupábamos por nuestros vecinos. invertíamos dinero en lo que creíamos y nunca nos vanagloriábamos por ello. construimos grandes cosas, hicimos avances tecnológicos tremendos, exploramos el universo, curamos enfermedades, y cultivamos los mejores artistas del mundo y la mejor economía del mundo. tratamos de alcanzar las estrellas, actuamos como hombres. cultivábamos la inteligencia, no la menospreciábamos. no nos hacía sentir inferiores. no nos identificábamos por a quién votamos en las últimas elecciones y no… no nos asustábamos tan fácilmente. fuimos capaces de construir todas esas cosas y hacer todas esas cosas porque estábamos informados. por grandes hombres, hombres que eran reverenciados. el primer paso para arreglar cualquier problema es reconocer que hay un problema. América ya no es el mejor país del mundo. es suficiente?

David Cromer & Jeff Daniels, the newsroom.

noticias

(escuchando feist, the reminder)

hubo un tiempo en que la televisión era una pantalla en la que se ofrecían dos tipos de programas, de actualidad y de entretenimiento. los primeros, informaban sobre acontecimientos con una veracidad digna de los más valientes. los segundos, hacían pasar el rato. ambos con más o menos arte. luego aparecieron los que lo mezclaban todo para ganar audiencia. la audiencia se convirtió en lo único y la televisión se fue al carajo. hasta que llegó gente como Aaron Sorkin. el creador y guionista de El ala oeste de la Casa Blanca, guionista de La red social, y creador y guionista de Studio 60, es uno de los pocos que se atreve a hablar de la televisión desde la televisión, un señor que escribe The newsroom y a uno no le queda más remedio que aplaudir tras el piloto. una serie que es capaz de hacer la catástrofe del Golfo de México un thriller periodístico que sujeta el ritmo con tal rotundidad que obliga a creer que no tiene que pensar en las líneas de diálogo de cada personaje. Will McAvoy es el presentador del informativo de la noche en una televisión en abierto, Mackenzie McHale su productora ejecutiva, un montón de secundarios. y poco más. casi una hora en la redacción, en los despachos y en el plató. diálogos rápidos, fulminantes, emocionantes, apabullantes, casuales, devastadores, exagerados y reales como su profesión. discusiones, gritos, tensión, adrenalina, amor al trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, equipo, tiempo límite, fama, veracidad, ficción. las noticias ciertas se alimentan del guión imaginado. y viceversa, claro. qué es real y qué no? al uno le resulta casi imposible de saber. pero da lo mismo (en serio, no importa). porque cuando uno no se siente estafado al otro lado de la redacción, el resto son descartes. además, y para rizar el rizo de los que nos las damos de puristas y gourmets, los actores, a priori, son gente rara. Jeff Daniels (me quiere usted disculpar un momento?), Emily Mortimer, John Gallagher jr, Allison Pill, Thomas Sadoski, Sam Waterston y Olivia Munn. pero funcionan en la pantalla como si fueran un reloj suizo acabado de engrasar. así que todo eso. The newsroom. casi nada.

trátalo como si fuera importante. Emily Mortimer, the newsroom.

alimento

(escuchando kind of blue, Miles Davis)

Miles Davis se acerca la trompeta a los labios. dos notas. el contrabajo le responde con una frase de nueve letras. dos notas más. Miles toca como si no hubiera nadie con él, como si la televisión no estuviera retransmitiendo el pequeño concierto. es un hombre menudo, con cara de poco amigos y los ojos grandes. se moja los labios y empieza a narrar la historia azul. los ojos, muy abiertos, van de un sitio a otro del estudio, un lugar lleno de tablones, a medio construir, como si fuera parte de un almacén. el resto de los músicos esperan. charlan entre ellos, alejados del grupo. Miles termina y se retira con al resto. John Coltraine le da réplica. el aire le sale del estómago, con los ojos muy cerrados, como si cada palabra le doliera. su música es imaginativa, intuitiva, vuela más allá de lo que dice el pentagrama. Miles Davis se enciende un cigarrillo y comenta cómo está yendo todo. escuchan. los únicos que no descansan son el contrabajo de Paul Chambers, la batería de Jimmy Cobb, el saxo alto de Cannonball Adderley y el piano de Bill Evans. John Coltraine silencia su instrumento sin hacer ningún ademán. todos saben cuándo deben entrar, se respetan, se escuchan y reconocen cada nota sin necesidad de hablar, ni siquiera de levantar una ceja. Miles Davis vuelve a ponerse frente al micrófono y de nuevo convierte su respiración en música. aún no es el personaje de americana blanca, camisetas brillantes, pañuelos en el cuello y gafas de sol enormes en el que se convertiría después. es un genio capaz de transportar a estados de ánimo con sólo dos notas, alguien que está cambiando el mundo de la música con un disco del que se celebrarán aniversarios cincuenta años después. los que están a su lado tomarán su propio camino de expresión y fragmentación de los silencios en historias separadas de la de Davis, pero combinadas con la del tipo que una vez los convirtió en sexteto. el jazz, hasta aquel mil novecientos cincuenta y nueve, se basaba en secuencias lineales de acordes, pero las reglas, dicen los genios, están para romperlas y convertirlas en nuevas normas sin aparente lógica que luego se convertirán en las únicas. las formas modales de las notas a partir de una sola se ampliaban y se convertían en infinitas. si no sabes qué es, es jazz, decía el trompetista de la banda de Novecento. y algo parecido al azul fue un disco más allá de las reglas, basado en improvisaciones y emociones que el mundo necesitaba. hoy, aún es capaz de alimentar la piel de gallina.

hay momentos en los que un hombre tiene que luchar, y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que el barco ha zarpado, que solo un iluso seguiría insistiendo. pero lo cierto es que siempre he sido un iluso. Ewan McGregor, big fish.

observación

(escuchando Keb’Mo, keep it simple)

John: lo que le pasó a su padre fue hacer veinte años, por qué viene a vernos ahora?
Henry: no estoy seguro de que pueda ayudarme, sr. Holmes, ya que lo encuentra tan divertido.
Sherlock: por lo que pasó anoche.
John: por qué? qué pasó anoche?
Henry: cómo… cómo lo sabe?
Sherlock: no lo sé, lo deduje. vino de Devon en el primer tren de esta mañana. tomó un desayuno decepcionante y café solo. la chica del otro lado del pasillo coqueteó con usted y, aunque inicialmente, le interesó, luego cambió de opinión. está ansioso por fumarse el primer cigarrillo del día. siéntese, sr. Knight, y, por favor, fume. estaré encantado.
Henry: cómo diablos notó todo eso?
John: no es importante…
Sherlock: los agujeros de su billete.
John: ahora no, Sherlock.
Sherlock: por favor, llevo siglos callado.
John: estás alardeando.
Sherlock: por supuesto, soy un fanfarrón. es a lo que nos dedicamos. la servilleta del tren que usó para limpiar el café que derramó. la intensidad de las manchas muestra que no llevaba leche. hay rastros de kétchup en ella y en sus labios y manga. desayuno preparado, o lo más cerca a eso que hacen en los trenes. probablemente, un sándwich.
Henry: cómo sabe que fue decepcionante?
Sherlock: hay alguna otra clase de desayuno en un tren? la chica, escritura definitivamente femenina. escribió su número en la servilleta. por el ángulo de la escritura, estaba al otro lado del pasillo. luego, cuando ella se fue, imagino que usó la servilleta para limpiar el café derramado, emborronando accidentalmente los números. escribió usted mismo los últimos cinco dígitos con otro bolígrafo, así que quería conservar el número. ahora la usó para limpiarse la nariz, así que puede que no le interese tanto. hay manchas de nicotina en sus dedos. sus temblorosos dedos, conozco los síntomas. no se puede fumar en el tren. no hay tiempo de liarse uno antes de subirse a un taxi para llegar hasta aquí. son las nueve y cuarto de la mañana. está desesperado. el primer tren de Exeter a Londres sale a las cinco y cuarenta y seis. tomó el primero, así que algo importante debió pasar anoche. me equivoco?
Henry: no. tiene razón. está completamente, exactamente, en lo cierto. joder, había oído que era rápido.
Sherlock: es mi trabajo. ahora cállese y fume.

Martin Freeman, Russell Tovey & Benedict Cumberbatch, Sherlock, los mastines de Baskerville.

ingenio

(escuchando funk that, superstereo. viernes!)

el fin de semana se espera frío, blanco y lluvioso. un poco de ingenio para tener en qué pensar. como si no hubiera suficiente.

pirata Roberts (pone dos copas de vino sobre la mesa): muy bien, dónde está el veneno? la batalla de ingenio ha comenzado, y acabará cuando escojáis y bebamos. sabremos quién ha acertado y quién ha muerto.
Vizzini: eso es muy fácil. lo único que tengo que hacer es deducirlo por lo que sé de vos. si sois la clase de hombre que vertería el veneno en su copa o en la de su enemigo. un hombre listo vertería el veneno en su propia copa, porque sabría que sólo un idiota creería lo que parece lógico. y yo no soy un idiota, así que no elegiré el vino que tenéis frente a vos. pero podéis haber deducido que yo no soy un idiota, por lo que no elegiré el vino que está frente a mí.
pirata Roberts: habéis decidido ya?
Vizzini: ni remotamente. porque la yocaína proviene de Australia, como todo el mundo sabe. y Australia está poblada por criminales. y los criminales tratan con gente que no se fía de ellos como yo no me fío de vos, así que no elegiré el vino que tenéis frente a vos.
pirata Roberts: tenéis un intelecto asombroso.
Vizzini: esperad que siga deduciendo. dónde estaba?
pirata Roberts: sí en Australia. vos habréis sospechado que conocería los orígenes del veneno, por lo que no escogeré el vino que está frente a mí.
pirata Roberts: estoy perplejo.
Vizzini: os gustaría qeu fuera así, verdad? habéis vencido a mi gigante, lo que significa que sois fuerte. podríais haberlo puesto en vuestra copa, confiando en que vuestra fuerza os salvaría. por lo que no elegiré el vino que tenéis frente a vos. pero también habéis derrotado a mi español, lo que significa que habéis estudiado. y, si habéis estudiado, sabréis que el hombre no es inmortal, con lo cual habréis puesto el veneno lo más lejos posible de vos, por lo que no elegiré el vino que está frente a mí.
pirata Roberts: tratáis de engañarme para que os lo diga? no lo lograréis.
Vizzini: ya lo he logrado, lo habéis soltado todo. ya sé dónde habéis puesto el veneno.
pirata Roberts: escoged entonces.
Vizzini: lo haré. qué diablos hay detrás de aquel matorral?
pirata Roberts: el qué? yo no veo nada.
Vizzini (cambia las copas de sitio): oh, vaya. juraría que había visto algo.
pirata Roberts: qué os hace tanta gracia.
Vizzini: no importa, os lo diré despues. pero antes, bebamos. yo de mi copa y vos de la vuestra.

Cary Elwes & Wallace Shawn, la princesa prometida.

licencia

(escuchando Eli ‘Paperboy’ Reed meets the pepper pots, time and place. pure soul + rock’n’rol big band = omg!)

basado en una historia total y absolutamente verídica. básicamente reproduce la petición de un hombre a su ayuntamientp.

Mario López Sánchez, un autónomo vecino de Montijo, un pueblo de Badajoz, con un domicilio determinado, un teléfono concreto y un dni que le acredita como ciudadano de este país, se dirigió a su ayuntamiento, el diecinueve de julio del año pasado, y entregó la siguiente petición.

después de haberme dirigido a esta y a anteriores comisiones de gobierno para manifestar los problemas que me afectan como ciudadano y empresario, ya sea solicitando el cumplimiento de la reglamentación para para barreras arquitectónicas, el cumplimiento de las ordenanzas de venta ambulante, los daños y perjuicios ocasionados por la cría ilícita de animales domésticos, delitos contra la salud pública, trato inadecuado de la policía local, cumplimiento de las leyes urbanísticas en materia de seguridad vial… y un largo etc, lamento tener que decirles que me siento agraviado por esta y por las anteriores comisiones de gobierno, ya que sólo he recibido respuestas divagantes, que no se ajustan a la legalidad vigente, o por el contrario silencios administrativos reiterados, que me colocan en una situación de total indefensión ante la administración.
mi petición y la percepción de muchos ciudadanos ante la pasividad de las autoridades municipales y los gobiernos municipales es la de que somos víctimas de una burla constante y cruel.
por ello, y por no encontrar otro remedio para solventar mis problemas y los de mis vecinos a corto y medio plazo, solicito presupuesto para la licencia de obra de la estación orbital de destrucción masiva “Estrella de la Muerte”, que se situará a 400 kilómetros de altura en perfecta alineación sobre la superficie de Montijo.
La estimación de gastos para su próxima construcción está situada en sesenta billones de euros, que se dividen en:
esqueleto de titanio, revestimiento de acero galvanizado, armamento de corto alcance, armamento nuclear de destrucción masiva, albañilería interior, fontanería, instalación eléctrica, chapa y pintura.
sin más, respetuosamente se despide:
Mario López Sánchez.

hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes. Frank Oz, el imperio contraataca.

maestro

(escuchando Trent Renzor and Atticus Ross, bso the girl with the dragon tatoo. dioses, qué ganas de verla)

iba a escribir una de esas historias que suceden por las mañanas, de camino a esta silla y esta mesa, pero me he encontrado con esto. y me ha hecho pensar un poco.

haz lo que te salga de la punta del alma. Andreu Buenafuente, escrito en la pared del decorado de una altra cosa.

capicúa

(escuchando vvaa, cold sweat)

hay días en los que vas tarde o, directamente, sabes que no puedes. entonces te encuentras con una joya. y te sientes en la obligación de compartirla.

seguirán viniendo y seguirán muriendo, porque la historia ha demostrado que no hay muro capaz de contener los sueños. Rosa Montero, 14 kilómetros.



Copyright © 2004–2009. All rights reserved.

rss. fet amb wordpress sobre el tema modern clix, un disseny de Rodrigo Galindez. cuinat a foc lent per useixantaquatre.com