Archived entries for carcajadas

pausa

(escuchando pearl jam, live at benaroya hall)

le gustó desaparecer cuatro días. no es que dejara de estar en el mundo, es que, simplemente, apagó el teléfono, internet y cualquier contacto con la vorágine rutinaria que le permite ganarse la vida dignamente. fue una cura necesaria, una bocanada de aire emocional y fresquito. desconectado del planeta, se dedicó a vagar por las calles de la ciudad y a disfrutar de su compañía. nada concreto para hacer o deshacer, nada planeado ni sin planear, ningún espacio por recorrer ni por el que caminar, sólo dejarse llevar y estar. a veces, eso es suficiente y necesario. eso, y acompasar el paso al de su sombra, siempre a su lado, y que, desde el recién estrenado carrito, el más pequeño sonría. y ya.

a veces encuentro satisfacción en los lugares mas inesperados. Marion Cotillard, un buen año.

va a ser legendario

(escuchando vvaa, after hours. get the funk on a friday morning at work)

Marshall: voy a llamarla.
Ted: no, no.
Marshall: Ted, es que…
Ted: no. si la llamas cuando ella te ha pedido que no lo hagas, te arrepentirás. escucha, cuando sientas la necesidad de llamarla, ven a verme antes… y te daré un puñetazo en la cara.
Marshall: eres un buen amigo.
Robin (entrando por la puerta): hola, ya sabes la noticia?
Ted: te refieres a que Lily y Marshall han roto y Lily se ha ido y ninguna otra cosa importante ocurrió anoche? sí, creo que lo sabe.
Robin: oh, Dios mío. lo siento mucho. qué ha pasado?
Marshall: bueno, se ha ido. y ni siquiera sé si volverá.
Barney (entrando por la puerta): he escuchado tu mensaje ahora mismo. tío, lo siento mucho.
Marshall: sé que debe ser duro, pero, estás listo para escuchar algo que no sólo te hará sentirte mejor sino que, además, te animará mucho?
Marshall: claro.
Barney: pro primera vez, en la historia, estamos los tres solteros al mismo tiempo. he soñado con este día, chicos, y va a ser legendario. juntos vamos a adueñarnos de la ciudad. cada vez que una chica quiera vengarse de su exnovio, estaremos allí. cada vez que una chica quiera resolver sus conflictos con papá mediante la promiscuidad y la bebida, estaremos allí. cada vez que un grupo de solteras se desplace por la ciudad con una limusina, sacando la cabeza por el techo y gritando qué pasa Nueva York?, nosotros seremos lo que pasa en Nueva York. caballeros, estamos a punto de embarcarnos en… oh, tío, lo habéis hecho, verdad?

Jason Segel, Josh Radnor, Cobie Smulders & Neil Patrick Harris, cómo conocí a vuestra madre. cuánta genialidad en una serie de sólo veinte minutos.

años ha

(escuchando Prince, lotusflow3r. al final, escuchándolo un montón de veces, va a ser que es bueno. pero también va a ser que anda últimamente muy liado con experimentos tan modernos que sólo los entiende él)

un poco de qué tiempos aquellos para un viernes de venga, ánimo, que ya queda menos.

sra. Walsh: las camisas están en el segundo cajón. métalo todo en cajas de cartón y olvídese de las maletas. Clark, puedes traducirle eso?
bocazas: claro, señora Walsh.
sra. Walsh: ah, estupendo, muchas gracias. díselo.
bocazas: l’herba en el primo casetto, la cocaina e le anfetamine en el secondo e l’heroina en el de sotto. mai si debo no mescolare le drogue.
sra. Walsh: Rosanna, eso es el desván. el señor Walsh no quiere que nadie entre ahí nunca (por eso siempre está abierto…).
bocazas: la non debe salire, mai é dove il segnore há il suoi instrumenti di tortura sesuale.
sra. Walsh: este es el armario de la limpieza. aquí encontrará de todo: insecticidas, recogedor, escoba… quiero que cuando tiren la casa esté todo como si fuera nuevo. Clark, quieres traducir eso?
Bocazas: se non fá bene il suoi mestieri, la ciuderá una lei qua con le cabalette per due setimane senza aqua e senza cimo.
sra. Walsh: de acuerdo? de acuerdo? aquí estará muy contenta. vamos Clark, hay mucho que hacer. hay que ver qué facilidad tienes para los idiomas
Rosalita: questa é una casa di pazzi. madona!

Mary Ellen Trainor, Corey Feldman & Lupe Ontiveros, the goonies.

crisis

(escuchando Sheryl Crow, detours. la fidelidad tiene sus pequeñas recompensas)

por suerte o por desgracia, el autobombo de algunos gobiernos nos da de comer. aunque sea con un cohete en la parte baja de la espalda, un taladro en las paredes de la oficina y los nervios a flor de cactus en la piel.
clic-qui-ti, clic-qui-ti, clic. clic, quiti-clic. clic, quiti-clic.

y nadie mejor que Pepe para explicarlo.

y cuando no hay nada más que añadir, no hay nada más que añadir.

propuesta

(escuchando the black crowes, warpaint live. los cuervos negros han vuelto. viva el rock’n’roll)

antes de irnos, justo antes de desaparecer durante tres días con sus tres noches, hagamos un buen propósito. por Dios, Mahoma, Buda, Rosario Dawson, George Clooney, Paco Clavel o quien les dé la gana, procedan.

no cuesta nada

vamos, que no cuesta nada, se contagia y ayuda a reducir los niveles de colesterol, leche agria, tensión muscular y baja los humos al más pintado. así que ayudemos a evitar el calentamiento global y márquense una de esas de se te ve hasta el último empaste. sus allegados se lo agradecerán.

plug and play

(escuchando Miles Davis, kind of blue, 50th anniversary edition)

sentarse a las teclas el día te tu cumpleaños alimenta ese punto de improvisación que no quieres que desaparezca y que hace que todo sea un caos de ritmos a destiempo, notas cruzadas con los dedos de los niños que aporrean cualquier cosa, solos demasiado largos y finales inciertos. pero el flujo de los temas y la lluvia y las cervezas y la compañía lo cubre todo y uno se olvida de que faltan instrumentos y no hay repertorio ni nada. y sonríes porque eres feliz. y sabes que este es el principio de unas merecidas vacaciones con los que están ahí porque querías que estuvieran. y te congratulas de tenerlos a tu lado. con ella. con Lluís, del que celebramos cada patada y cada movimiento y cada latido. luego llegan ellos dos, que estuvieron de viaje y traen polvo de la sabana. te enseñan las fotos y sientes envidia sana y cochina, y compartes con ellos un poco más de lo que eres, una parte importante de algo más que la familia. entre tanto, algunas mañanas, te arremolinas bajo las sábanas con el agua de abril traqueteando en los cristales de casa y su nombre, al calor de la piel. y escuchas a Miles Davis y a peal jam y a Prince y a Coque Malla y a love of lesbian, sentado en el sofá, con los oídos buscando cada nota y cada golpe del bajo y del teclado. y miras películas. señales del futuro (el señor Proyas vuelve a sus orígenes y se pierde justo antes del final), más allá de la tierra quemada (si Arriaga fuese más visceral, sería Iñárritu, pero Theron es Theron), Frost contra Nixon (toma ya, pedazo de guión), señales y el bosque (noche temática de Shyalaman, ese genio de la contención), los increíbles (esa estética Bond, ese dinamismo en la animación, esa historia), la guerra de las galaxias (con niños a tu lado haciendo mil preguntas y tú sonriendo como hace muchos años). y algunas series. damages (termina la segunda temporada con un giro un poco forzado, pero brillante al fin y al cabo), Dexter (la tercera parte crece y crece y crece, y ya quedan sólo dos horas). y haces muchas más cosas. pero, sobre todo, y sin pensártelo dos veces, te desenchufas a su lado.

estábamos tomándonos un descanso. Mathew Perry, friends.

dos

(escuchando vvaa, bso sweet and lowdown)

aquellos que tuvimos la suerte de verlo alguna vez en directo o en falso echaremos de menos la crítica voraz y libertina de un hombre que desprendía humor por los cuatro costados, y que tenía la osadía de pensar y decirlo. helo aquí con otro de los grandes.

a mí la unidad de España me suda la polla por delante y por detrás. Pepe Rubianes, entrevistado por Albert Om. a ti y a muchos otros, Pepe, a muchos otros.



Copyright © 2004–2009. All rights reserved.

rss. fet amb wordpress sobre el tema modern clix, un disseny de Rodrigo Galindez. cuinat a foc lent per useixantaquatre.com