instrucciones

el manual de la lengua española Vox define necio/a como aquella persona que es tonta o torpe o hace cosas que carecen de lógica o de razón. sinónimos de necio son, según la versión de sinónimos y antónimos del mismo diccionario, incapaz, tonto, sandio, simple, estúpido, imbécil, ignorante, estulto, mentecato, cretino, torpe, berzontas, besugo, imprudente, porfiado, obstinado y terco. sin embargo, y a pesar de tratarse de un vocablo cuya definición últimamente es noticia en estados terrenales y divinos, el término ha caído en un inusitado desuso. por ello, y por si alguno o alguna se había olvidado, uno se ve obligado a recordar ciertos aspectos relacionados con los necios/as.
uno. cuando uno se encuentra con una persona así, es difícil (re)accionar en consecuencia. básicamente, porque nunca sabes cuál va a ser su siguiente paso. es imposible adivinar si será un requiebro, un cambio radical de postura ideológica o amor, o si ni siquiera habrá próximo paso. por ello, el/la necio/a es terriblemente peligroso en ciertos entornos, como la dirección de empresas, instituciones públicas, gabinetes de cualquier tipo, o incluso en pequeños grupos en los que las decisiones deben tomarse con un mínimo de consenso.
dos. el necio/a siempre tomará el camino más improbable si se tiene en cuenta su historial de decisiones. no porque haya apoyado siempre las medidas favorables a la integración, seguirá haciéndolo, o porque haya renegado de alguien durante meses continuará dedicándole parte de su tiempo, y puede que hasta su dinero, mientras continúa renegando. aunque es posible que haga todo lo contrario al instante siguiente y acto seguido lo niegue ante un tribunal. incluso puede sorprender con una actitud consecuente y recta, digna de los tratados del buen hombre o la buena mujer.
tres. el necio/a, al carecer de toda lógica, tampoco tiene gustos concretos, por lo que puede ubicarse en cualquier lugar y situación, en un antro de mala muerte, en un templo, en un centro comercial, un festival de películas de Kiarostami o dando una rueda de prensa sobre la situación económica del país.
regla. tras estos tres puntos, llego el momento de hacerse la gran pregunta: qué hacer ante un/a necio/a? años de experiencia y estudio han dado como única regla esta sabia y precisa orden: huye. corre como alma que lleva el Diablo y no te vuelvas. desaparece de su vista y de su vida. para siempre.
excepción. hay circunstancias en las que uno no puede deshacerse de un necio. léase el caso, desgraciadamente mucho más común de lo penado por la ley, de los seres superiores jerárquicamente. o el de aquellos con los que no hay más remedio que relacionarse (seres al otro lado de la ventanilla, mostrador o asiento del conductor). en esos supuestos, la única opción es no dejar que te mire jamás a los ojos. los necios, a pesar de su estupidez, tienen el don o el azar de tener a Murphy de su lado. es un pacto implícito a su condición. así que, bajo ningún concepto, dejes que escrute uno sólo de tus anhelos o pensamientos, ya que, gracias al poder de Murphy, averiguará dónde duele más y aplicará directamente su necedad sobre el lugar en cuestión. si lo consigues, y no hablas más que lo justo y sólo si se dirige a ti directamente, puede que vivas muchos años en su compañía. de lo contrario, reúne a tus amigos y, con unas cañas, despotrica y ríete. mucho.

un juego muy extraño. la única forma de ganar es no jugar. qué tal una partida de ajedrez? James Ackerman, juegos de guerra.