ellos

(escuchando Cliff Martinez, so drive)

ellos siempre han estado ahí, casi sin decir nunca nada. miran, estudian, anotan, pacientes, cada pequeño salto que todos los demás se atrevan a dar. puede que no haya nada que decir, en ese caso, también lo anotan. se disfrazan de muchas maneras, de desplazado inteligente, de simpático bonachón, de colega amigo, de sargento de artillería. se dejan seducir, dan a cada uno lo que quiere comer y le dicen lo que quiere oir. puede que no sonrían casi nunca, pero, cuando lo hacen, convencen de que lo hacen sin trampa ni cartón. son buenos actores y actrices que demuestran que el que confía, se equivoca, el que cree, no sabe que su lista de errores crece cada segundo, el que se relaja, perderá la partida. porque ellos siempre ganan. su única misión es estar por encima del resto, ser respetados, aunque sea por miedo, y demostrar, de alguna manera, el control sobre todo lo que puedan controlar. pero, saben una cosa? ellos, a pesar de todo, solos, no son nadie.

Spencer: tú hacías deporte cuando eras pequeño?
Sam: sí.
Spencer: y no te decían vamos, sigue corriendo? daba igual lo que te pasara, como si te habían sacado un ojo, el entrenador te decía no es nada, chaval, vamos, sigue corriendo.
Sam: sí.
Spencer: a veces, te habías hecho daño de verdad, pero me decía vamos, continúa, para que se me pasara. y funcionaba. hay que continuar.

Bran Barouh & Josh Radnor, happythankyoumoreplease.