días

(escuchando vvaa, shuffle playlist)

hay días en los que las horas saben a café con sal. en los que el amor y la compasión se quedaron en el terrón de azúcar que se cayó por el sumidero y que fue substituido por el condimento marino. días en los que el cansancio ha hecho mella en el cuerpo y la cuidad huele a humo y hay accidentes en la autopista que retrasan el tráfico durante horas. momentos en los que te perdiste el secreto mágico de la felicidad escrito en ese póster que no miraste. días en los que el esternón aprieta hacia adentro y presiona los pulmones. horas que convierten el código en letras de cemento que no puedes mover aunque uses una palanca. hay espacios de tiempo en los parece que no hay salida hacia ningún lugar y en los que crees que no serás tú el que repartirás una sonrisa por allí por donde pases. fotogramas que se rayan y desprenden apatía esperando la siguiente secuencia. esos días, es mejor pedir sacarina. para evitarte problemas, más que nada.

ya sabes, vivo como Robinson Crusoe, náufrago entre ocho millones de personas. entonces, un día vi una huella en la arena, y allí estabas. es algo maravilloso, cena para dos. Jack Lemon, el apartamento.