comparativa

(escuchando Ben Harper, live from Mars)

el conseller de presidencia dice que no se puede comparar a los trabajadores de la función pública con los asesores del president. que no es lo mismo que los trabajadores de la función pública tengan que trabajar más horas por el mismo sueldo, o se les baje el sueldo a los maestros, o no se pague la calefacción de los colegios, ni el material escolar desde el mes de octubre, todo por culpa de la recesión, que subirle el sueldo a los asesores que van a formar parte de un nuevo gabinete, que trabajará más que el anterior y que ahorrará tres millones y medio a la comunidad autónoma. disculpe, señor conseller, pero no se le entiende cuando piensa. o sí. no es lo mismo, porque, mientras unos tienen serias dificultades para llegar a fin de mes con dignidad o sin ella, los otros van a trabajar en coche oficial y de vacaciones a Barbados. porque, mientras unos tienen dos trabajos y dejan de salir al cine y a cenar, los otros cenan en el Flanigan, con un magnum de dos mil cuatrocientos euros en la mesa. porque, mientras unos se piensan si ejercer su derecho a no trabajar y salir a la calle o no este jueves, porque saben que dejarán de cobrar un día y que la reforma laboral permitirá que les dejen sin trabajo y sin indemnización, los otros tienen garantizado no dar ni un palo al agua en cuatro años y tener una pensión del cien por cien del sueldo. porque mientras unos son la gente, los otros son asesores. y así lo ha entendido el Tribunal Superior de Justicia, que ha suspendido el aumento de sueldo del veinticinco por ciento de los asesores del gabinete del president que él mismo aprobó dos días después de decir sí, quiero, por considerar que, textual, pueden ocasionarse perjuicios a los intereses generales. pero da igual, el conseller ya ha anunciado van a presentar un recurso preparado por la abogacía de la comunidad, la que pagamos todos. el president, por su parte, mantiene su teoría de que hay que escuchar a la mayoría silenciosa, la que no sale a la calle a protestar y se expresa en las urnas. cómo era aquello que decía Coque Malla? ah, sí. idiota.

no sois vuestra cuenta corriente. no sois el coche que tenéis, ni el contenido de vuestra cartera. no sois vuestros pantalones. sois la mierda cantante y danzante del mundo. Brad Pitt, el club de la lucha.