Archived entries for mundo grúa

preguntar

(escuchando hoy empieza todo, radio 3)

además de insultarse los unos a los otros y consensuar las leyes más absurdas y rencorosas que estamos teniendo el deshonroso placer de ver y sentir para aprender de ellas y no repetirlas nunca más, los diputados que los que vamos a votar hemos elegido como representantes de nuestras ideas y dirigentes de nuestro futuro, los parlamentarios también hacen preguntas para los que saben de ello las respondan y quede todo por escrito y así poder quedar más tranquilos. de hecho, la Asociación de Periodistas Parlamentarios están tan fascinados por ellas que les dan un premio a las más exóticas. entre las más grandes y profundas cuestiones que se han podido escuchar este año en el hemiciclo, no se sabe si con respuesta o no, que la asociación no lo dice, se pueden encontrar algunas joyas del aprovechamiento del dinero público. Laia Ortiz, de ICV- Els Verds, pregunta, literalmente, en relación con con el libro editado por el ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente titulado La vegetación de la Biblia, comparte el Gobierno la opinión del autor sobre que el manzano de Adán y Eva debió ser un albaricoquero, un naranjo amargo, un pomelo o un membrillero, ya que el manzano no es originario de Palestina ni parece que exista asilvestrado en sus montes?. otra. José Antonio Duran i Lleida, de CiU, pregunta qué medidas piensa adoptar el Gobierno con el fin de facilitar, a los músicos profesionales que viajen en avión, el traslado de sus instrumentos en la cabina de pasajeros, con el fin de evitar que su transporte en bodega pueda deteriorarlos? más. José Luis Centella, de IU, quiere saber qué número de personas de nacionalidad china-venezolana-italiana-japonesa han muerto en territorio español en los últimos 10 años? y la última. Pere Macías de CiU interroga sobre las características de la colonia de ratas que se comen los cables de señalización de ADIF en la estación de Sant Miquel de Fluvià. y desde aquí, también se puede preguntar? la licenciatura de ingeniero especialista en rasura capilar, se lo sacaron por cececé o eran clases presenciales?

Fary, desde que te fuiste muchas cosas han cambiado. hemos ganado el mundial, pero con jugadores del Barça y han puesto a un negro en la Casablanca, pero no limpiando, sino de presidente. el mundo se ha vuelto loco. Santiago Segura, Torrente 3.

educación

(escuchando massive atack, helligoland)

cerrado por recortes. abierto por educación. en el edificio de infantil, los niños pintaban con las manos, jugaban, cantaban, bailaban y se reían a carcajadas. los voluntarios habían llenado cada minuto de la tarde para que nadie se aburriera. al otro lado del colegio, en una de las aulas, profesores, padres, madres, equipos directivos y voluntarios, hablan de lo que está ocurriendo. exponen hechos, buscan soluciones, plantean movimientos. lo único que quieren es que no les digan lo que se deben callar, que no les impongan lo que tienen que enseñar, que les dejen ir vestidos como quieran, que les dejen hablar en su lengua y de su cultura, que no les persigan por pensar ni los traten como a basura porque hacen su trabajo, un trabajo que se han ganado, para el que han estudiado, para el que han pasado unos exámenes y por el que sienten una vocación que, en algunos casos, se sale de las tablas. lo único que quieren es continuar levantándose con las ganas de ser parte de una escuela pública digna, plural y que no distinga a los niños por motivos de lengua, raza, salud, religión, nivel económico o ideología de sus padres. algunos pensarán nosotros éramos cuarenta en clase y sólo hablábamos una lengua y estudiábamos de memoria y en libros y no hemos salido tan mal. es posible. pero de eso hace ya cuarenta años y, desde entonces, hemos avanzado mucho, han avanzado mucho. y hay que seguir haciéndolo. porque de lo que se hablaba ayer es de una situación que vuelve a los años en los que el maestro era, con el cura, el alcalde y el guardia civil, la figura por imposición y obediencia más importante del pueblo. nada tenía que ver la valentía, capacidad, comprensión o excelencia. nada. un tiempo en el que, si valías y te portabas bien, tenías grandes privilegios y eras bien recibido en cualquier lugar. de lo contrario, te enviaban al desierto para que la neurona se secara. cerrado por recortes. abierto por educación. las cosas cambiarán en pocos años, dicen algunos. es posible. pero las heridas dejan cicatrices y eso no se borra en pocos años. pues precisamente por eso.

oh, capitán, mi capitán. Tom Shulman, el club de los poetas muertos.

propuestas

(escuchando como llueve)

no sirve de nada ponerse histéricos y gritar a todas horas por cualquier cosa. eso no nos lleva a ningún sitio. lo que hay que hacer es aportar soluciones. y soluciones económicas. porque la situación es muy grave y la queja y nada más no aporta nada. y, además, hay que hacerlo siguiendo la legalidad vigente y las posibilidades actuales del país. los sindicatos no pueden pedir lo imposible, tienen que ser realistas. y eso es lo que no están haciendo con esta huelga. el tertuliano al que pagan por dar su opinión (igual que al crítico) se ha quedado bastante ancho al decirlo. de echo, el resto de los invitados al programa han tenido que salir del estudio para aplaudir su brillante aportación desde fuera, esperando a que se deshinche. qué argumentos, cuánta verdad en tan pocas palabras unidas por conjunciones y conjugaciones y adverbios y complementos directos y todo eso. ideas claras y posibilidades, eso es lo que hay que poner sobre la mesa, claro que sí. con calma y sin levantar la voz. oiga, señor que manda, que yo no estoy de acuerdo con nada de lo que está haciendo, pero le propongo que haga esto y así seguro que lo soluciona. anda, mira, qué buena idea, eso no se me había ocurrido a mi antes. gracias, señor con números rojos (comunista, seguro), lo tendré muy en cuenta. qué bien, es usted muy amable, señor que manda, muy amable y muy comprensivo con los de aquí abajo. no, gracias a usted por votarme y darme la posibilidad de liderar este país y llevarlo en la buena dirección. ah, claro, es cierto, que era usted el capitán. sí, sí, yo mando y ordeno. bueno, entonces, sabe qué? me lo he pensado mejor. ah!

Alicia (mirando a través del agujero de Picaporte): sí, ahí está. tengo que pasar.
Picaporte: no, tú eres demasiado grande. impasable.
Alicia: dirá usted imposible.
Picaporte: no, impasable. nada es imposible.

Maria Teresita Escobar Rohde & Guillermo Portillo Acosta, Alicia en el país de las maravillas.

callados

(escuchando Jack White, blunderbuss)

les oigo hablar y me callo. porque es mejor que, si no preguntan, no decir en según qué situaciones. incluso si preguntan. que no está la economía doméstica para subir la temperatura del horno, que te echen de la cocina y te quedes sin bollos. o sin pan, que es peor. pero esto no es de ahora. hace algo más de medio siglo nadie hablaba distinto en estas islas y en otros pueblos galos si no era en su casa y muy bajito. y, a veces, ni eso. luego dijeron que sí, que se podían compartir ideas, incluso contrapuestas. pero ahora no. ahora argumentan que, por nuestro propio bien, ya no se va a poder. que si vistes de verde, te ponen falta, que si no hablas con las palabras que tocan y en el idioma que toca, te ponen falta, que si dicen en casa aprendí algo, te ponen falta, que si llevas un lazo en la ropa de cualquier color que no sea azul, te ponen falta, que si no te gustan los toros, te ponen falta, que si eres zurdo, te ponen falta, que si faltas, te ponen falta, que si tienes ideas, te ponen falta, que si usas las cacerolas para algo que no sea cocinar, te ponen falta, que si abrazas a los niños, te ponen falta, que si les enseñas la palabra no, te ponen falta, que si sonríes demasiado, te ponen falta, que si haces tu trabajo sin corsé, te ponen falta, que si respiras algo que no sea el aire que mueven las gaviotas al batir sus alas, te ponen falta. y, a las tres faltas, a la calle y a la cola. dicen todo eso por ley y con el respaldo de los cuerpos de seguridad de las islas como único gasto que aumenta en sus números. o sea, con las porras en la mano. y el cine cuesta siete euros y medio. y cállese, señor, que esto es culpa suya. menos mal que luego pasa el tiempo y sólo hacen falta cinco años para que ellos y ellas puedan considerarse libres a la hora de decir que se quieren y que quieren pasar el resto de sus vidas juntos y tener hijos y ser familia legalmente. aunque puede que, con el trabajo que están dando a los que escriben en el cuaderno de las normas (quién ha dicho que no se genera empleo?), harán falta algunas décadas para que puedan y podamos decir, vestidos de verde y con una cacerola en la mano, váyanse ustedes a tomar los aires al vertedero, que ahora está lleno, también por ley, de basura alemana. y austríaca y suiza y de otros países que nos la traen en barco (en avión vienen los turistas), no vayan a pensar que somos racistas.

es muy fácil perder puntos, porque hay hambre. Roberto Begnini, la vida es bella.

letras

(escuchando dinosaur jr, i bet on sky)

en política, igual que en homeopatía, la combinación de distintos elementos entrega conclusiones distintos en función de quién lo interprete. en el caso de la medicina alternativa, dicen sus seguidores que, al agitar moléculas de agua mezcladas con muy pequeñas dosis de otros elementos, se genera una cantidad de energía que cambia su composición y la mezcla con la del elemento con el que estén en contacto. los científicos, sin embargo, dicen que es imposible que la fricción afecte a su composición molecular y mucho menos que la altere, aunque sea con energía calorífica. de hecho, afirman que, tras comprobar los efectos del agua sin elementos y con elementos homeopáticos, se puede afirmar que la homeopatía no es más que un placebo. eso dice la ciencia. por su parte, los creyentes en las medicinas alternativas dirán lo contrario y utilizarán teorías sobre elementos intangibles. más o menos como lo que ocurre en política. la combinación de las letras del alfabeto entrega resultados distintos, incluso diametralmente opuestos, en lo que a comprensión lectora se refiere, según quién la analice. si se hace caso de los lingüistas, incluso de personas con graduado escolar, las frases pueden tener un doble sentido, pero siempre y cuando exista de forma implícita. en caso contrario, el sentido es único y se basa en la definición que da la Real Academia de la Lengua de cada una de las esas combinaciones de letras, también llamadas palabras. el político, por su parte, otorgará un significado u otro en función de una serie de circunstancias que se modifican según las consecuencias que se deriven de la utilización de esas letras. que se crea en uno u otro sentido es una cuestión de fe y de nada más. aunque una eme y una i y una e y una erre y una de y una a puestas todas juntas sólo pueden significar una cosa.

lo mismo te digo una cosa que te digo la otra. Manuel Manquiña, airbag.

así

dijo que lo siento mucho, esto está muy mal y no hay otra. siempre hay otra, le contestó. no venga usted con excusas tópicas. siempre hay otra. de acuerdo, pero la otra no es factible en este momento, dijo como queriendo zanjar el tema. mire, eso se lo puede vender a otros, pero no a nosotros. si usted ha llegado hasta aquí es porque nosotros estuvimos ahí, así que ahora no me diga que no es factible. dígame no me interesa enemistarme con este o con el otro, pero no use tópicos superficiales conmigo. de acuerdo, entonces le diré que no me interesa que algunos se enemisten conmigo, le parece? me parece. lo que no me parece es que no le importe que no le importe enemistarse con el resto. es decir, con nosotros. empezó a desenvainar su espada. pero, claro, nosotros sólo servimos para que nadie se quede sin su trocito del pastel, no? el interrogante quedó rubricado por el sonido de la hoja al salir de su funda. se le quedó mirando con la espada frente a él y la respiración tensa pero controlada. la temperatura de la habitación bajó varios grados y el aire decidió condensarse en forma de pequeñas nubes que crecían y desaparecían con ritmo de cada bocanada. el emperador le sostuvo la mirada durante unos segundos. luego movió los ojos y, de reojo, dio la orden a uno de los guardas que flanqueaba la puerta del fondo. no hizo falta ni dio tiempo a nada más. el consejero notó un dolor helado en la parte derecha del cuello, justo cuando el filo del sable le quitaba la vida. la cabeza rodó por la habitación. el cuerpo cayó de rodillas y se mantuvo unos segundos en un intento vano de continuar la lucha. luego, se desplomó hacia adelante con un ruido sordo. dos hombres aparecieron de la nada y se llevaron el cuerpo hacia una salida lateral, arrastrándolo por las axilas. al salir, le dieron una patada a la cabeza, que rodó hacia fuera. más preguntas?, dijo el emperador.

no importa, cielo, quiero que seas feliz, quieres salsa sonriente también? Kevin Spacey, american beauty.

Madrid

(escuchando the bad plus, never stop)

el antiguo estudiante salió a la calle y se encontró una ciudad cambiada. igual de caótica que veinte años atrás, pero cambiada. más peatonal, más sucia, más llena, más cara, más receptiva, más exclusiva, más original, más egocéntrica. en esencia, no había nada fuera de contexto, pero todo parecía estarlo un poco. los picos del gráfico se había alejado de la linea del cero. las derechas y las izquierdas eran más derechas y más izquierdas, y los altos y los bajos se elevaban más y se hundían más en el fondo. a la vez, había algo en la calle que decía que esto no podía seguir así, que iba a explotar de un momento a otro, pónganse a cubierto. y la ciudad se había cobijado en la parte cotidiana, el día a día, la bolsa con la compra de la semana con lo justo y los parques y las calles llenas, porque es más barato que ir al teatro o el cine. había quejas, claro que las había, pero se quedaban en reivindicaciones de bar y tapa. la ciudad era un caldo perfecto para un gran arroz que serviría de banquete para los mismos. o tal vez esta vez iba a ser que no. era difícil predecirlo. el antiguo estudiante volvió a sentirse un poco joven, un poco mejor, un poco más todo lo que los horarios y las condiciones de la cuenta corriente no le dejaban ser. además, él también había cambiado, y ahora no estaba solo. sobre sus hombros y de la mano, sus hijos y ella, lo mejor de cada día, que veían y sentían como aquel calor del antiguo estudiante también les calentaba un poco a ellos. y él podía ofrecerles una enorme sonrisa de las que salen cuando no hay nada que lo impida, que la merecen y la necesitan tanto como él. y volver a estar un par de horas muy cerca, rozándose, de algunos, los que más, de los que crecieron con él de la mano y le regalaron el tiempo, que es algo que no todo el mundo regala, y las palabras y las manos y un montón de noches y días de borracheras agarradas a la barra de Malasaña para que no se moviera. el antiguo estudiante se sintió como en casa veinte años más tarde. pero no en casa por la ciudad, que puede que también, sino en casa por ellos, porque uno siempre se siente en casa cuando está con gente con la que sabe que no hay que actuar, porque no hay nada que demostrar, sólo dejar que los minutos continúen alimentando esta historia de amor que son los amigos que recuerdan y viven hoy poniendo el hombro y las carcajadas sin pedir nada a cambio. levantó la caña y todos brindaron. salut, dijo su hijo mayor.

no hay límite de tiempo, puedes empezar cuando quieras. Brad Pitt, el curioso caso de Benjamin Button.

mañana

(escuchando Jimi Hendrix, axis bold as love)

a las siete y media de la mañana, el autobús se detiene en su última parada. final del trayecto. las puertas se abren y bajan una veintena de personas. todos son trabajadores de clase social media, que se ganan la vida limpiando los chalets de los que pasan los meses de más calor cerca del mar. cocinan, arreglan sus jardines o llevan su contabilidad doméstica. sus ojos se abren con los primeros rayos de sol, desayunan y salen de sus casas en los asentamientos que rodean las ciudades, más allá de los muros. algunos caminan más de una hora hasta llegar a la parada del autobús que les llevará a su lugar de trabajo. otros, los que todavía tienen algún privilegio y mantienen sus pisos en los viejos edificios de una docena de plantas que se construyeron a principios del milenio alejados del centro, ya han hecho un largo trayecto en autobús para poder subirse al que ahora les acaba de dejar en la zona costera. caminan en grupos de tres o cuatro, habitualmente formados por afinidades de años atrás, cuando casi todos se las podían permitir. se cuentan el fin de semana, se ríen, se pisan las palabras, bromean. al llegar a una barrera metálica pintada de blanco de tres metros de altura, uno de ellos, un jardinero, se despide del grupo. pulsa un botón situado en la columna de la izquierda y espera. el objetivo de la cámara de seguridad murmura que le está enfocando. el hombre mira hacia arriba y saluda con la mano. suena un zumbido metálico y la pequeña puerta central situada en el centro de la placa blanca que sirve de muro se abre. tira de la manecilla y espera a que la chica que limpia y cocina, que andaba algo más atrasada, la atraviese. buenos días, preciosa, le dice. ella contesta buenos días con una enorme sonrisa sonrojada. esa noche saldrán por primera vez a beber cerveza y serán muy felices, pero aún no lo saben. mientras la puerta está abierta, desde fuera puede verse un enorme jardín con una piscina de unos quince metros de largo. al fondo, un columpio y un porche con sofá, butacas y una mesa de centro. la casa tiene más de cuatrocientos metros cuadrados, dos plantas y una enorme hiedra que decora la fachada de verde. al cerrarse la puerta, el pequeño universo se encierra entre sus muros y el resto continua caminando hasta su correspondiente chalet. a la misma hora, en la rotonda desde la que se accede a la autopista que atraviesa los muros y entra en la ciudad, un grupo de una decena de chicos jóvenes esperan sentados en la barrera de aluminio. a sus pies, mochilas y neveras portátiles desgastadas. todos llevan monos de trabajo y fuman tabaco de liar. no hablan mucho, el sueño y el cansancio de suman a la humedad y el calor, para dejar sus cuerpos en una especie de calma de la que sólo salen cuando sudan cada gota de su sueldo en un andamio o con una herramienta en la mano. ellos construyen y reconstruyen las ciudades mientras los dueños de las viviendas pasan el verano en la costa. algunos días, pocos, maldicen el que creían que sería su futuro. otros, también pocos, dan gracias por tener trabajo con arnés de seguridad. la mayoría, simplemente, viven.

historia rusa dice: dos camaradas viejos de partido se ven, y uno dice a otro: has visto? todo lo que nos contaban del comunismo era mentira. y otro dice: no es peor cosa. peor cosa es que todo lo que nos contaban del capitalismo era verdad. Serge Riaboukine, los lunes al sol.

negocios

(escuchando el poco aire que corre moviendo las cortinas)

esto, últimamente y por muchas banderas que se cuelguen, es así.

no es personal Tom, sólo negocios. Al Pacino, el padrino.

sucesos

(escuchando siglo veintiuno, radio 3)

uno. estimado/a candidato/a, agradecerle el interés mostrado por formar parte del equipo de nuestra empresa en cualquier puesto con tal de no estar en el paro. tras evaluar su candidatura, lamentamos comunicarle que no continua el proceso de selección. reciba un cordial saludo con una sonrisa y meriéndese como pueda el desayuno que le acabamos de amargar.
dos. estimados colaboradores, lamentamos comunicarles que, tras ciento veintidós programas culturales en esta nuestra radio, la de todos, y dadas las circunstancias de crisis en las que se encuentra el país, no tenemos presupuesto para una nueva temporada. de ello se deduce que éste de hoy será su última intervención en los micrófonos. ha sido un verdadero placer tenerles aquí y son ustedes de lo mejor de esta emisora. nos han hecho pasar grandes ratos, pero la situación es la que manda y no tenemos más remedio que prescindir de su espacio. ni que decir tiene que, vamos a hacer todos los esfuerzos posibles para que, pasados los meses de verano y en la nueva programación, estéis de nuevo aquí. muchas gracias con una mano extendida y una sonrisa.
tres. Brian, colgado con los brazos extendidos, atado de pies y manos en forma de letra té, expuesto al sol del desierto y condenado a morir de sed y de hambre, mira a su alrededor, incrédulo. uno de los ladrones, que lleva allí bastante más tiempo que él, le habla. vemos, hombre. ya sabes lo que dicen. algunas cosas en la vida son malas, pueden hacerte volver loco. otras, simplemente, te hacen perjurar y maldecir. cuando estés masticando el cartílago de tu vida, no te quejes, da un silbido. eso te ayudará a sacar lo mejor de las cosas. y mira siempre el lado brillante de la vida, mira siempre el lado positivo de la vida. si tu vida parece jodida, es que has olvidado algo. y es reír, sonreír y bailar y cantar. cuando te sientas deprimido, no seas estúpido, sólo junta los labios y silba. ese es el truco. la vida es absurda y la muerte tiene la última palabra. siempre debes enfrentarte a la despedida con una reverencia. olvídate de tus pecados y ofrécele a la audiencia una gran sonrisa. diviértete, es tu última oportunidad en cualquier caso.
cuatro. 😀

ya sabes lo que dicen los Monty Python, nadie espera a la inquisición española. John Hannah, dos vidas en un instante.



Copyright © 2004–2009. All rights reserved.

rss. fet amb wordpress sobre el tema modern clix, un disseny de Rodrigo Galindez. cuinat a foc lent per useixantaquatre.com