ui-ui-uuuu

(escuchando eso de ahí abajo)

demasiado tiempo en silencio, viernes y el blog de Buenafuente, son tres circunstancias aparentemente muy distantes, pero, si se mezclan bien y con mimo, puede salir algo parecido a esto.
ya no se hacen bandas sonoras como las de antes.

si quieres dormir en un ataúd, por mí está bien. Jarlath Conroy, valor de ley (qué grandes los Cohen, por todos los dioses)